Hot! “Vamos a llevar la foto de nuestro viejo, para que las victimas tengan rostro”

Transcribiremos a continuación una nota personal, escrito por los hermanos Juan Pablo (abogado de la UNC y militante de Libres del Sur) y Maria Laura Ruiz, donde su padre Fidel falleció en barrio Ituzaingó, producto de un cáncer de mandíbula.

El de la foto es nuestro viejo, para quienes no lo conocieron se llamaba Fidel Ruiz. A los 20 años llego a Córdoba proveniente de Salta, trabajó en la fábrica militar de aviones y fue dirigente de ATE en los 70. Posteriormente se recibió de contador público, fue miembro de la Asamblea por los Derechos Humanos durante la dictadura y durante los años 80 militó en el Partido Comunista.

En el 81 compro junto a nuestra madre nuestra vivienda familiar en Bº  Ituzaingó, que por ese entonces era un barrio obrero, casi todos trabajaban en la fabrica Fiat; Perkins, Thompon Ranco; Materfer o alguna otra.

Escribimos esto porque nuestro padre falleció el 29 de agosto del año 2007 victima de un cáncer de mandíbula. Entre que se diagnostico el cáncer y que falleció pasaron 45 días; en el medio se sometió a una cirugía en la que le sacaron la mandíbula.

Desde que falleció nuestro papá pensamos en cual habría sido la causa de su enfermedad, siempre pensamos en un plano personal, desde lo psicológico hasta lo físico. Es muy difícil pensar que un tumor que crece dentro de una persona sea una enfermedad que afecte a un grupo de personas producto de la contaminación. El cáncer te pone introspectivo, te hace revisar las señales que esa persona dio o no de la enfermedad que se incubaba en su interior.

Pero sucede que nuestro viejo, como nuestra familia vivimos 30 años en Barrio Ituzaingó, entonces comenzamos a mirar a los vecinos y a escuchar con más atención las historias que suceden.

Mi madre nos contó que en nuestra cuadra cinco vecinos, la mayoría hombres enfermaron o murieron de cáncer. De la lista conocemos al vecino de la casa de atrás llamado Manolo, a Lucho,  a Félix y a Sandra que falleció a los 42 años de cáncer de mama. A dos cuadras de casa enfermó Paola de un cáncer cerebral, que vivió toda su vida en el barrio y que afortunadamente se esta recuperando.

Quienes miraron lo que le pasaba  a los vecinos fueron las madres de barrio Ituzaingó; gracias a su lucha se está desarrollando el juicio contra los fumigadores que seguramente abrirá mas puertas para poder desentrañar porque se juega de esta manera con la vida y la salud del pueblo.

Muchos en el barrio se enojan con estas mujeres por que tienen miedo de que sus viviendas pierdan valor. Lamentablemente la contaminación te agrede de manera silenciosa y lenta, y por ser imperceptible para muchos vale más la casa propia, que es producto del trabajo de toda una vida, que la salud propia y la de sus hijos.

En el momento que nuestro padre enfermó no tuvimos tiempo de pensar en las causas; cuando falleció no lo relacionamos con la contaminación porque centramos nuestras energías en apoyar a nuestra madre.

Ahora vemos el error que cometimos y por eso apoyamos con todas nuestras energías a las mujeres que en mi barrio pudieron ver más allá de su propio dolor.

El día de la sentencia vamos a llevar la foto de nuestro viejo, para que las victimas de la contaminación tengan rostro y sean reconocidas como vecinos. Lo que esta en juego no es un debate abstracto, sino que tiene que ver con la forma en que estamos contaminando el lugar donde vivimos; que no tiene que ver solo con no tirar un papel al suelo o reciclar la basura sino con algo mas profundo, que es controlar a las corporaciones, sectores económicos concentrados y a los estados para que pongan por encima de los grandes intereses la salud de todos.

3 Comentarios

  1. Muy importante su acción. Un abrazo en esta lucha

  2. Arriba Córdoba! Fuerza Madres de Ituzaingó! Desde el Paraguay seguimos el juicio, un ejemplo de decisión, coraje y trabajo. De esperanza en la fuerza del pueblo. POR LA VIDA!!!

  3. Muertes y enfermedades incurables, siguen sucediendo, provocadas por lavadero camiones recolectores de basura (exsede de Gamsur), a todos los habitantes del vecindario.
    Respiraban de la nube de las hidrolavadoras y el jugo de basura, de los camiones.
    FUNDADA POR EL GOBERNADOR DE LA SOTA Y EL INTENDENTE CANTERO.-
    40 MILLONES DE ALQUILER POR GALPON VIEJO, en 10 años.- POR ESTE ROBO, CONTAMINARON DURANTE 10 AÑOS UN VECINDARIO RESIDENCIAL (DENUNCIA HECHA POR CONCEJAL SCOPPA)
    Denuncian – las victimas, mueren esperando y esperando, la justicia.-
    Desde hace tres años que mi hijo(19)lucha contra la muerte, con continuas quimioterapia, 5 veces mas fuertes que para el cáncer. Recen por Gaspar.-
    Su padre señaló que “los contaminantes de la empresa” fueron la causa de la enfermedad y del agravamiento del cuadro.
    Pedro Querol puso a la venta la vivienda de calle Leyes Obreras al 359. La casa está exactamente al frente del viejo galpón que Gamsur (recolección de residuos) utilizó como sede durante 10 años. En ese tiempo, “los efluentes y jugo de basura, que salían por el portón, y la nube de agua+jugo de basura del lavado, era expulsada por ventiladores hacia la calle donde jugaban nuestros niños. Respirando el spray de las hidrolavadoras”, “Todo el año había un enjambre de moscas, cucarachas, ratones y olores nauseabundos, respirábamos bacterias”. Esto sucedió las 24 cuatro horas, durante 10 AÑOS. Luego el liquido toxico contaminante, drenaba por desagües al curso de agua del rió cuarto-
    Las muertes, producto de graves enfermedades, y el padecimiento de todo tipo de males, han ocurrido DIARIAMENTE en todas las casas vecinas y afectaron la salud de muchas personas PARA SIEMPRE, según denuncio en la televisión y medios la titular de la vecinal y numerosos vecinos en reiteradas oportunidades. Uno de los afectados es el hijo de Querol, quien padece “una enfermedad autoinmune, provocada por la tremenda exposición a patógenos, “ya no soporta el impacto de infecciones, puesto que sus defensas exacerbadas atacan la propia medula espinal”. Cuando empezó la enfermedad, le dieron seis ataques en un año cuando lo normal es un ataque cada 1 o 2 años, cuando nos dimos cuenta ya era tarde, lo llevamos lejos de la contaminación, ahí le dejaron de ocurrir los ataques, ahora le dan, si se contagia de algo.-
    “Mi hijo tiene 18 años y la enfermedad (Neuromielitis óptica recurrente) surgió hace tres años. La expectativa de vida es de 5 años, tiene discapacidad total durante los ataques, que van dejando secuelas incurables, que se van acumulando,(CEGUERA, PARALISIS, PARO RESPIARATORIO), hasta producir “ LA MUERTE.”
    Actualmente vive encerrado y deprimido, sometido a altas dosis de corticoides (prednisona) e inmunosupresores (rituzimab, mofetil , aziatioprina), plasmaferesis (sustitución del plasma por agua y sal), Gamma Globulina, hormonas, antioxidantes…. Etc,
    Nosotros vivíamos aquí antes de que abriera la planta de lavado. En los análisis del agua y jugos de la basura que salía del galpón cuando lavaban los camiones y se comprobó la presencia de bacterias (coliformes fecales, Salmonella, escherichia coli, metales pesados, agroquímicos, venenos ..etc) . Esto lo sufrimos 10 años y aunque denunciamos desde un principio lo que pasó, en los organismos correspondientes: MUNICIPALIDAD, EDECOM(policía municipal), BROMATOLOGIA, DEFENSORIA DEL PUEBLO, DEFENSORES PUBLICOS Y FISCALES, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, nadie hizo nada, recordó. LAS DENUNCIA EN LA FISCALIA FEDERAL N 3 DE CORDOBA, TODAVIA NO RESUELVE NI LA PASA A LA JUSTICIA ORDINARIA, CAJONEADA.- sin acceso a la justicia, para pedir un recurso de amparo para que paguen solo tratamientos, pero no se quieren hacer cargo de nada, por que la pena es de 10 a 15 años de prisión.=
    El denunciante dijo que el joven afectado fue asistido en el Hospital Garraham y desde allí los médicos le solicitaron que derivaran al paciente a otra vivienda para evitar el contacto con la fuente de infecciones, la sede de Gamsur.
    Las patologías tumorales, infecciones: bronquiales, hepáticas, estomacales, pulmonares, y cardíacas también afectaron A otros integrantes de la familia y vecinos del sector, según relató Querol.“Estábamos las 24 horas en contacto con el aire viciado por el lavado de los camiones y esto nos fue destruyendo de poco, cuando nos dimos cuenta era tarde”,sentenció. El alto costo de los medicamentos impulsó una demanda judicial (cajonean o se apartan nadie se tira contra los políticos en Rio Cuarto) y el pedido de reunión con el intendente Juan Jure y De la Sota, se comprometieron a ayudar, cada estudio que le hago a mi hijo sale entre 4 mil y 5 mil pesos. Hay medicamentos que superan los cien mil pesos ”Rituzimab”, otros no y también son MUY caros. El temor es que con el cierre de Gamsur me quede sin ningún respaldo para enfrentar el futuro. Yo y mi señora tenemos tumores en varias parte del cuerpo.- Perdí todo lo que tengo y toda mi familia está endeudada”, subrayó.-
    AYUDENOS CEL PEDRO QUEROL 0358 154024789.- EMAIL QUEROL_PEDRO@HOTMAIL.COM
    JUSTICIA PARA TODOS,……TODOS!!!!!

    CEL 0358 154024789 P. QUEROL
    PASELO HAGALO PÚBLICPARA QUE NO OCURRA DE NUEVO

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *