Hot! Síntesis del día 6: Raab aseguró que Parra sembraba soja y que vio la máquina mosquito en su campo

El día comenzó con la inspección ocular en barrio Ituzaingó Anexo, neblina mediante. Las testigos Marcela Ferreyra, Sofía Gatica y Norma Herrera identificaron en el terreno dónde estaban los campos y en qué parte se fumigaba. Marcaron un punto a aproximadamente 200 metros de la calle donde había estado el primer alambrado, retirado hace dos años. Éste sería el que separaba el primer campo y el campo fumigado (que sería de Francisco Rafael Parra). Desde ese punto, las madres marcaron que la máquina mosquito se veía a aproximadamente diez metros.

Luego indicaron que ellas veían la avioneta fumigando el campo de manera paralela a la calle Schrödinger y que después daba una vuelta sobre el barrio, para volver a fumigar sobre el cultivo. Se indicó además la presencia de una laguna cerca del segundo alambrado del lado sur, rodeada por una arboleda, lugar dónde se tiraban residuos (bidones con DDT y otros).

La sexta audiencia del Juicio a la Fumigación continuó en Tribunales II cerca del mediodía. Se presentó como testigo la bióloga Diana Raab, directora de Prevención y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Córdoba entre los años 2003 y 2005.

La bióloga relató que recordaba llamadas denunciando fumigaciones entre diciembre y enero, pero particularmente una en febrero. “Me avisan que estaban viendo la fumigación de mosquito. Era en horas de la tarde y yo me desplacé hacia el lugar”, afirmó. La testigo sostuvo que cuando llegó al lugar distinguió “la máquina color verde, abierta en posición de trabajo” sobre las plantaciones de soja, pero en ese momento se encontraba parada. Estaba en el campo de Parra y a menos de los 2500 metros que reglamenta la ordenanza, declaró.

Al otro día se realizó un allanamiento en la propiedad de Parra del cual la bióloga fue testigo. Raab explicó: “encontraron bidones y envases de agroquímicos que estaban dentro de una habitación que tenía una cama de una plaza, escondidos entre la cama y la pared (…) eran bidones y envases con leyendas de peligrosidad y se mostraban abiertos, en uso”.

De los bidones y envases la bióloga vio que tomaron muestras, y que también se llevaron plantas de soja. Al cierre de la jornada, la defensa alegó que de acuerdo a documentos posteriores existen posibles irregularidades en el tratamiento de las muestras que se tomaron el día del allanamiento. Por lo cual se citará para el próximo jueves a nuevos testigos para declarar respecto al control de muestreo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *