Hot! Mitos y Verdades: ¿Cuánto rinde la Soja?

Investigaciones científicas demuestran que los cultivos transgénicos no tienen mejores rendimientos.

 Uno de los argumentos que sostienen quienes defienden la producción agrícola en base a semillas transgénicas es que el paquete tecnológico (semilla genéticamente modificada + agrotóxicos) ha posibilitado significativos aumentos en los rendimientos productivos. Incluso, Monsanto, ha puesto en marcha campañas publicitarias en las que alerta respecto al aumento de la población mundial y afirma que sus semillas ‘de avanzada’ aumentan significativamente los rendimientos de los cultivos.

El informe Failure to Yield (“Fracaso al Producir” por Gurian-Sherman de 2009)[1] desmiente tales afirmaciones, concluyendo que la ingeniería genética no tiene mejores rendimientos. Los científicos norteamericanos demostraron que la industria de la biotecnología ha estado llevando a cabo ensayos con genes para aumentar las cosechas durante 20 años sin resultados significativos.

Los resultados de la investigación demuestran que el rendimiento alcanzado no justifica la inversión masiva de recursos que se le ha dado a su investigación y desarrollo. El reporte, que se basa en el análisis de más de una década de cultivos y de una docena de estudios sobre el rendimiento en los Estados Unidos, formula cuatro conclusiones que desbaratan los mitos del agronegocio:

La ingeniería genética no ha aumentado el rendimiento intrínseco. 

El estudio demuestra que no existen actualmente variedades transgénicas que aumenten el rendimiento intrínseco de los cultivos. Es decir, no aumentan el rendimiento potencial del cultivo dentro de las mejores condiciones posibles. Los rendimientos intrínsecos de maíz y soya han aumentado en el siglo XX, pero el aumento no se debe a los rasgos GM, sino al éxito en el mejoramiento tradicional de plantas.

 La ingeniería genética solamente ha logrado ganancias mínimas en cuanto al rendimiento operacional.

EL rendimiento operativo se refiere a los niveles de producción tras las pérdidas debido a plagas, la sequía y otros factores ambientales. Los datos muestran que los cultivos transgénicos de maíz y la soja tolerante a herbicida no han aumentado los rendimientos operacionales, en comparación con los métodos convencionales que dependen de otros herbicidas disponibles. El hecho de que la soja tolerante a herbicida haya sido tan ampliamente aceptada sugiere que ciertos factores, como menores costos energéticos y conveniencia, también influyen en la elección de los agricultores.

La mayor parte de los aumentos de rendimiento observados son atribuidos a otras técnicas distintas a la ingeniería genética.

El informe demuestra que los cultivos en base a semillas genéticamente modificadas (GM) han contribuido modestamente a los aumentos de rendimiento en la agricultura de los Estados Unidos en comparación con la contribución que hacen las prácticas de mejoramiento convencional. En las décadas pasadas, los rendimientos del maíz en los Estados Unidos aumentaban en promedio cerca de 1% al año, esto es considerablemente superior al aumento en rendimiento a partir de las variedades de maíz Bt. Desde que éste se empezó a comercializar en 1996, su aporte al rendimiento promedió fue de tan sólo 0,2 a 0,3 % por año, frente al 1% que logran las técnicas tradicionales.

Por lo tanto, del aumento promedio de 28 % en la producción de maíz en Estados Unidos durante el periodo de 2004 a 2008 respecto al de 1991 a 1995, las variedades Bt sólo son responsables del aumento del  2% de la producción. El aumento del 25% restante proviene de otros factores como el mejoramiento convencional y el número de plantas de maíz por unidad de superficie.

Por otro lado, los rendimientos también aumentaron en otros cultivos.  El rendimiento de la soja aumentó un 16%, y no manifestó ningún incremento en el rendimiento intrínseco u operacional con el uso de Organismos Genéticamente Modificados (OGM). Por otro lado, el trigo, para el cual no existen variedades comerciales transgénicas, también aumento su rendimiento un 13%. Por lo tanto, los incrementos en los rendimientos productivos no son adjudicables a la utilización de semillas transgénicas y agrotóxicos.

Los cultivos experimentales genéticamente modificados para el aumento de rendimiento no han tenido éxito

Desde 1987 se han realizado miles de pruebas sobre terreno con cultivos GM experimentales. A pesar de estos esfuerzos, solamente los transgenes Bt y de tolerancia a herbicida, así como cinco transgenes de resistencia patógena, han sido comercializados en superficies limitadas, y solo Bt ha tenido impacto en los rendimientos agregados.

Sin embargo, este efecto positivo de los cultivos Bt tienen una duración muy corta, debido a la evolución emergente de la resistencia por parte las plagas (Ver: Tabashnik et al. 2009)[2], lo que aumenta la aspersión de pesticidas en campos sembrados con semillas Bt por algunos productores.

Opciones alternativas para aumentar el rendimiento

Dada la gran inversión y débil rédito por parte de la ingeniería genética en cuanto al aumento del rendimiento de los cultivos, resulta razonable tomar con seriedad otras opciones del paquete de herramientas agrícolas.

Estudios recientes han mostrado que los métodos de bajos insumos externos como la agricultura orgánica puede mejorar los rendimientos en un 100%, trayendo consigo también otros beneficios sociales y ambientales (Ver: Badgley et al. 2007)[3]. Tales métodos tienen la ventaja de basarse exclusivamente en los conocimientos en lugar de basarse en insumos costosos, y por lo tanto son más accesibles a los agricultores pequeños y medianos.

También es posible reducir las pérdidas causadas por insectos y otras plagas diversificando los cultivos y aumentando las rotaciones de éstos.

 


[1] Gurian-Sherman, D., 2009. Failure to Yield. Union of Concerned Scientists, Cambridge, MA, USA, 43 pp. http://www.reduas.fcm.unc.edu.ar/informe-failure-to-yield-cae-la-ganancia-sobre-la-produccion-transgenica-de-granos/

[2] Tabashnik, BE; Van Rensburg, JBJ; and Carriere, Y, 2009. Field-evolved Insect Resistance to Bt Crops: Definition, Theory, and Data. J. Econ. Entomol. 102(6): 2011-2025. http://www.entsoc.org/btcrops.pdf

[3] Badgley, C; Moghtader, J; Quintero, E; Zakem, E; Chappell, MJ; Aviles-Vazquez, K; Samulon, A; and Perfecto, I, 2007. Organic agriculture and the global food supply. Renewable Agriculture and Food Systems 22(2): 86-108. Para ver el pdf clik aqui: agricultura organica y suministro mundial de alimentos (96)

 


7 Comentarios

  1. Algunas observaciones: que la ingeniería genética no incremente significativamente los rendimientos no es cierto para todos los cultivos. Ojo con esa afirmación.

    La producción agropecuaria es un negocio como cualquier otro. Todos tenemos alguna forma de ganar plata para ganarnos la vida. En el caso particular de la soja transgénica, lo que sí hace en cierta medida (pero también es discutible) es mejorar la ganancia del productor.

    Otra cosa que también hace es simplificar el manejo del cultivo. Antes de la soja transgénica, el manejo de malezas en el cultivo de soja era relativamente complejo y era común tener que aplicar “cocktails” de herbicidas, mezclas de productos de espectro limitado. Al combinar herbicidas que afectan a determinados grupos de plantas, uno se asegura de atacar a todos lo grupos que encuentra en el lote. Gracias a la soja transgénica no es necesario ahora hacer este tipo de manipulación, lo cual es más simple y más seguro para quienes tienen que hacer el control.

    También es necesario destacar que gracias a la soja transgécia, el glifosato ahora es usado en lugar de herbicidas mucho más tóxicos que se empleaban antes y que, de descartarse el glifosato, VAN A VOLVER A USARSE. ¿Están considerando eso al cuestionar la soja transgénica y el glifosato?

  2. “El estudio demuestra que no existen actualmente variedades transgénicas que aumenten el rendimiento intrínseco de los cultivos. Es decir, no aumentan el rendimiento potencial del cultivo dentro de las mejores condiciones posibles”

    Esto es un claro ejemplo de como se comentan cosas que no se conocen. El rendimiento potencial de un cultivo es el máximo rendimiento que se puede alcanzar dadas las condiciones ideales para ese cultivo. El rendimiento potencial es TEÓRICO porque, generalmente, las condiciones reales de cultivo están muy lejos de las ideales.

    Por lo tanto, para aumentar el rendimiento de un cultivo hay dos mecanismos: a) aumentar el rendimiento potencial (y después se verá si se pueden alcanzar las condiciones óptimas), y b) mejorar el manejo del cultivo para acercar las condiciones reales del cultivo a las condiciones ideales y de esa forma acercar el rendimiento real al rendimiento potencial, lo cual IMPLICA AUMENTAR EL RENDIMIENTO. Esta es la estrategia que sigue la soja RR.

    Esto no implica que el sistema agropecuario argentina no tenga serias falencias. Pero la forma de corregir esas falencias y de cambiar el campo argentino de su deficiente condición actual a un campo que respete el medio ambiente, no afecte la salud de los argentinos y responda a las necesidades de los argentinos es con información objetiva. Cambiar un mito por otro no sirve.

    Y creo que es muy importante que todos los argentinos empecemos a informarnos objetivamente de como se producen los alimentos que consumimos. Las falencias de los sistemas agropecuarios argentinos son también, en alguna medida, faltas del pueblo argentino por haber hecho la vista gorda.

  3. Claro y elocuente Guillermo, yo no estoy a favor del monocultivo de soja pero la información debe ser lo menos tendenciosa posible a la hora de dar a conocer la compleja situación agropecuaria actual-

  4. guillermo , donde vivis en un taperware, que idioteces decis de los transgenicos.?cuanto te paga monsanto????para TAPAR SUS CAGADAS. PONETE A ESTUDIAR INUTILLLLL

  5. Gustavo no es para generar polémica, pero Guillermo escribe con total conocimiento de causa. Tiene razón en cada palabra, es una falta de respeto que lo mandes a estudiar. Deja en claro que los errores son de los productores, no del Glifosato.

    La solución es concientizar a los que no saben y mandar en cada a los que se hacen los tontos.
    Realizando fumigaciones terrestres, con la dósis correcta, condiciones ambientales correctas (húmedad y viento) para evitar la deriva (ineficiencia en la aplicación) y realizando el resto de las labores del manejo integrado (fechas de siembra, rotación de cultivos, cuidar enemigos naturales, buena cobertura para aprovechar el agua, que tanto escasea) para que el control químico sea la ÚLTIMA medida a aplicar y no la única, harían que se solucione este problema.

    Estoy totalmente de acuerdo con el reclamo de las Madres de Ituzaingó, ya que está lleno de irresponsables que hacen lo que se les canta para ganar unos mangos más o tener que laburar menos, pero tampoco hay que publicar información que no es certera y menos cuando es tan fácil corroborarlo.

  6. Error de tipeo, en el segundo párrafo es mandar en caNa, no en cada.

    Disculpas.

  7. Pasa que cuando se quiere hablar de estas cosa y se utiliza “agrotóxico” ya se les ve las patas a la sota.
    En cualquier hogar de clase media se tiene productos tóxicos: lavandina, insecticidas, algún que otro fertilizante, algún solvente, alcohol de quemar, si se tiene perros generalmente shampoo con pulguicidas con cipermetrina, la misma que se usa en el campo, shampoo pediculicida, shampoo con sulfuro de selenio para la caspa, etc. Pero no se los llaman “hogartóxicos”.
    Por otro lado hay un error enorme al vincular soja transgénica, o cualquier trangénico con uso intensivo de agroquímicos: como bien lo dice Guillermo la utilización de soja rr evita el uso de herbicidas con mucho más riesgo, tal como se hizo desde la década del setenta, hasta finales de los noventa. Esto se ignora o se lo conoce y no se lo quiere admitir.
    Otor error enorme es vincular todo lo transgénico con Monsanto. Existen otras empresas que investigan transgénicos. Como así también no es Monsanto el único productor de glifosato -otro error, y van-, así que el absurdo argumento ad hominen ·te paga monsanto” podría ser cambiado por otro: seguirá siendo ridículo, pero al menos será nuevo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *