“Hay plena prueba de que productores agrarios afectaron la salud de la población de Ituzaingó”

Fue la conclusión del Ateneo de Bioética organizado ayer por la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Católica de Córdoba.

 

En el día de ayer se convocó a la comunidad universitaria a un Ateneo abierto para realizar un Análisis Bioético del Caso barrio Ituzaingó, organizado por la Maestría de Bioética de la Universidad Nacional de Córdoba y el Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba.

La jornada comenzó con una exposición del Caso Ituzaingó desde una perspectiva médico-científica, para luego pasar al debate entre prestigiosos investigadores y docentes de ambas Universidades, junto a estudiantes y ciudadanos. El objetivo fue ofrecer “el mejor análisis científico tomando la más completa literatura y aportes de distintas disciplinas, para brindar la óptima respuesta a la sociedad”.

La discusión se centró en si está demostrada la relación causa-efecto entre fumigaciones y afecciones en la salud y ambiente. Veamos algunas de las conclusiones:

La relación causa efecto en un sentido estricto por ética no se puede demostrar: por principios éticos no se experimenta rociando con tóxicos a personas para ver los efectos que les ocasionan (ensayo aleatorio).

Sí existen otros métodos científicos para demostrar la causalidad entre fumigaciones y afecciones en salud y ambiente: existen pruebas científicas de la relación de causa efecto entre fumigaciones y afecciones en la salud tomando el Método de observación (registro y sistematización de las manifestaciones en salud y ambiente. Ver: Registro de enfermedades en Bo. Ituzaingó, Muerte de ganado por fumigaciones, Alimento de soja produce malformaciones en cerdos, Casos de suicidio con glifosato), Estudios de comportamiento de variables (Ver: Estudio de la deriva por viento,  Análisis estadístico de la distribución de casos en relación a la distancia de los campos, entre otros), Experimentación con animales con estructura genética similar a la humana (Ver: Glifosato genera deformaciones en anfibios – Carrasco).

Finalmente, a partir del debate del Comité surgieron algunas recomendaciones:

Publicidad: que la información y registros sean de conocimiento público.

Critica científica: La exposición crítica entre investigadores para controlar que los resultados de las investigaciones no estén tergiversados por intereses políticos y económicos particulares.

Revisión de Conceptos Jurídicos: el camino de búsqueda de la verdad y justicia es a partir de la organización de los pueblos para encontrar soluciones colectivas a sus afecciones.

Juicios Éticos: entre colegas investigadores a aquellos que conociendo y adrede, ocultan y tergiversan la realidad con informes afines a los intereses corporativos.

Principios de Precaución: La vida, la salud y el ambiente son Derechos Humanos, por lo tanto, frente a algo que se presume riesgoso, el razonamiento correcto es no utilizarlo. Esto invierte el esquema actual, en el que las víctimas tienen que demostrar que han sido agredidas para que se frene la vulneración de sus Derechos. Esto agrega elementos a la toma de decisiones: la incertidumbre y la ética.    

3 Comentarios

  1. jAJAJAJAJ, NI USTEDES SE LA CREEN . ESTE RIDICULO, PREPARADO Y VERGONZOSO JUICIO, YA ESTA DEFINIDO, JAJAJAJA . NI EL LOBBY MEDIATICO Y PUBLICITARIO LOS AMPARARÁ . Y SE LES VIENE LA NOCHE A UNO POR UNO . JUAAAAAAAAAAAA …JAJAJJAJAJAJAJ VIVA EL CAMPO ARGENTINO CARAJO .!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. JUA ENTONCES NO UTILICEMOS: AUTOS, MEDICAMENTOS, ALIMENTOS, AGUAS, PERFUMES, DENTIFRICOS, PAPEL, ETC, ETC, Y MILLONES DE ETC … SI VANA BASARSE EN EL DERECHO PRECAUTORIO . IGNORANTES. MICHAEL JACKSON UN POROTO COMO LO QUE PRETENDEN JAJAJAJA.

  3. Che “argentino” que fachista lo tuyo!!!!! sos un muerto que camina

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *