Hot! El modelo a la deriva: la dispersión de los plaguicidas como prueba del delito

Un trabajo presentado por la UNC, en junio de este año, se ha agregado como nueva evidencia en la causa. Consiste en una serie de mapas donde revela el camino de los agro-químicos en el aire.

En la continuación de la causa por fumigaciones en barrio Ituzaingó Anexo, en plena jornada del lunes 23 de julio, se agregó una nueva prueba contra los imputados. Se trata de un informe realizado por la Universidad Nacional de Córdoba, concretada el mes pasado, que describe la actividad de los agroquímicos dispersos en el aire, en pleno proceso de cultivo de soja en los campos aledaños al mencionado barrio.

El trabajo lleva de título Mapas de riesgo por deriva de plaguicidas en barrio Ituzaingó Anexo, Córdoba, Argentina. Fue emprendida, entre otros, por los profesores en biología Liliana Argüello y Fernando Barri. Ambos están a cargo de la Cátedra de Problemática Ambiental de la Escuela de Biología, proveniente de la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales de la UNC.

El informe recalca las distintas etapas de la soja a la hora de fumigar: primero, el periodo de pre-siembra, donde se le aplica glifosato; luego, el de diciembre, donde se utilizan fungicidas sistémicos; tercer período en febrero-marzo, bajo el uso de insecticidas; y finalmente, herbicidas en el período post-siembra y en la previa de la cosecha (véase La Transgenidad al Palo: cómo opera el negociado de la soja transgénica).

El experimento del trabajo consistió en la recreación de los recorridos de distintos tipos de pesticidas, mediante un sistema de software de recreación. Se denomina Single Particle Lagrangian Integrated Trajectory, conocida por sus siglas HYSPLIT. Fue desarrollado por el Laboratorio de Recursos Aéreos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos. “Dicho modelo calcula el transporte de una parcela de aire que contiene PM 10 suponiendo que pasivamente es arrastrada por el viento (basado en un modelo meteorológico) de tal modo que su trayectoria resulta solamente de la integración del vector de posición en el tiempo y el espacio. Como resultado el programa arroja una representación gráfica con forma de pluma que demarca el área de dispersión de la sustancia”, señala el informe de la UNC.

Para trabajar con los datos meteorológicos, se recolectó la base del REANALYSIS,  que posee información sobre la misma desde el año 1948.

“Para comenzar la simulación se tomaron como sitio de deriva los dos campos colindantes al barrio denunciados por los vecinos, de 13 hectáreas de extensión”, señala el trabajo que además aclara que “Dentro de cada uno de dichos períodos de catorce días se obtuvieron al azar tres días sobre los cuales se hizo correr la simulación a lo largo de los años 1997 a 2008”. También el trabajo aclara que tanto el sistema de aplicación por mosquito como de avión no arrojan resultados con “diferencias importantes” entre sí.

Se utilizó el famoso sistema Google Earth para la recolección de imágenes. Y finalmente se confeccionaron los mapas para cada plaguicida. Debido a que los niveles de toxicidad son distintos entre los químicos y al considerar el viento como una variable más, se procedió a la realización de cuatro mapas, uno para cada agroquímico en lugar de conformar todo en un mismo mapa.

A partir de la visualización de los cuatro mapas, se llegó a la conclusión general que “entre los años 1997 y 2008 hubo una zona de exposición a plaguicidas provenientes de los campos estudiados dentro del barrio Ituzaingó Anexo. La zona urbana más afectada se localizó en el Centro-SE del barrio, y se identificaron como las áreas de mayor exposición a la deriva las primeras manzanas ubicadas sobre la calle colindante con los campos”.

He aquí los mapas para cada uno de los plaguicidas, con sus zonas de riesgo correspondientes a la aplicación y a la deriva (el rojo es el peligro más elevado; el azul es de menor grado):

Mapa Nro. 1: Glifosato en el período de pre-siembra: 

 

Mapa Nro. 2: Fungicidas (Benomyl y Carbendazim):

 

Mapa Nro. 3: Insecticidas (Endosulfán, Cipermetrina y Clorpirifos):

 

Mapa Nro. 4: Glifosato en el período de post-siembra:

“En las cuatro figuras, se observa que los rangos de dispersión celeste, verde y amarillo presentan deriva hacia la dirección suroeste, abarcando aproximadamente las cuadras del sector delimitado por la calle E. Schrödinger y Salvador Mazza, extendiéndose incluso hacia la zona más sur de la urbanización”, detecta el informe.

Además, los científicos remarcan el espacio predominante de los vientos en la zona, con dirección al nor-noreste, facilitando la deriva de los mencionados pesticidas.

El estudio cierra con que “efectivamente existió una zona de exposición a plaguicidas dentro de Barrio Ituzaingó Anexo proveniente de los dos campos estudiados”.

Estudio de Derivas en Bo Ituzaingo Anexo – Cs Exactas – UNC

5 Comentarios

  1. Necesito saber quienes son los abogados que llevan la causa. Mis papas viven en el barrio IPV desde el 2000 aprox y mi mama presenta un caso de psoriasis y mi papa de cancer. Necesito que me digan quien puede asesorarnos. gracias

    • Celeste, gracias por visitar el sitio. El Dr. Antonio “Gallego” Martínez es el abogado querellante en la causa por contaminación en B° Ituzaingó Anexo.

  2. Al fin la Universidad al servicio del pueblo!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *