Hot! Crónicas desde la audiencia /// Día 3 (I): El testimonio del equipo médico Upas 28

Hoy expusieron el Dr. Eduardo Molina y la Dra. Inés Flamini, quienes integraron la Unidad Primaria de Atención de la Salud que se instaló en barrio luego de los primeros reclamos de las Madres de Ituzaingó.

A partir de las 10:30 de la mañana comenzaron los relatos de Eduardo Molina. El especialista en medicina clínica explicó que la mañana del 1 de febrero del 2008 él fue uno de los que divisó un avión sobrevolando cerca de la unidad de salud donde realizaba sus tareas: “…estábamos en una pieza donde se hacían las reuniones y por la ventana ví un avión chico, volando de sur a este, a baja altura. Esto me llamó la atención. (…) Si era de color amarillo crema, creo que tenía algo plateado en la panza.” detalló el doctor.

A continuación, siempre en un relato claro, manifestó la sensación que tuvo pocos minutos después del hecho: “de repente empecé a sentir un gustito dulce en la boca, no puedo especificar bien qué gusto era, pero me comenzaron a arder los ojos tuve una irritación en las vías aéreas altas (…) lo consulté con los que estaban conmigo y ellos sintieron lo mismo.”

Los hechos comentados fueron ratificados por las declaraciones de la Doctora Inés Flamini, jefa de Molina de 2006 a 2008, ya que el doctor luego fue trasladado a otro establecimiento: “Yo siempre entraba a las 8 de la mañana a trabajar, ese día (1 de febrero de 2008), noté una actividad inusual, un avión gris sobrevoló las cercanías del barrio, minutos mas tarde, tipo 8:30, comencé a sentir un ardor en las vías respiratorias, pensé que era producto de un principio de alergia que padezco, pero al ver nuevamente al avión pasar, supusimos que estaban fumigando. En ese momento llamé a la Secretaria de Salud”.

La querella pidió datos sobre la historia de salud del barrio. Es por ello que el Dr. Molina explicó cuánto le llamó la atención la cantidad de casos de diabetes y de hipotiroidismo en Ituzaingó: “Hace más de 30 años que ejerzo y me sorprendí de la cantidad de casos diabetes e hipotiroidismo, fue por ello que comenzamos a hacer un relevamiento casa por casa de los vecinos, (…) después dejé de trabajar ahí, por lo cual no supe de los resultados…”. Molina dejó en claro que cuantitativamente no conocia los resultados, pero si cualitativamente.

También se lo interrogó acerca de sus conocimientos sobre las consecuencias de la exposición de los seres humanos a productos agrotóxicos. Si bien afirmó que no maneja científicamente todos los datos, sabe de los daños de la exposición: “..si uno está en contacto directo con los agroquímicos causa efectos sumamente nocivos a la salud de la persona. Es más, hoy en día todavía los banderilleros, las personas que marcan con una bandera donde el avión tiene que fumigar, siguen expuestos a esto. Por ende las personas de la zona periurbana también estarían expuestas a ello. (…) dentro de las consecuencias podemos encontrar trastornos metabólicos, en las piel, transformaciones a niveles genéticos, es decir que influyen en las células generativas…”.

Desde la defensa, el doctor Aráoz hizo preguntas con respecto al conocimiento del médico en relación a otras sustancias tóxicas como el arsénico o el plomo. Molina respondió que no tenía conocimiento de los estudios realizados, pero era conciente del alto grado de peligrosidad de la exposición a ellos.

Llegado el medio día, todavía quedaba de testimoniar Corina Barbosa, del grupo de Madres del barrio, y de Vita Ayllón, denunciante por las malformaciones de su nieto.<<<<<

2 Comentarios

  1. Gracias por informar!!

    Los cerdos capitalistas que ganan dinero matando a los pueblos a través de sus armas y alimentos contaminantes deben morir YA!!

    LIBERTA A LOS PUEBLOS

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *